Nintendo Switch será una puta mierda

Todo parece indicar que Nintendo Switch utilizará un SoC ARM basado en la arquitectura Maxwell de NVIDIA en lugar de Pascal, esto quiere decir que su hardware ya estará totalmente desfasado desde su lanzamiento y que un móvil de gama media actual supera en potencia a la futura consola de Nintendo. Además de eso, voy a explicar por qué esta consola, de seguir así, terminará siendo un tremendo fracaso.


Demasiado corta a nivel potencia

Desde que se supo que sería una superportátil, uno ya se hacía a la idea de que iba ser menos potente que Xbox One y PlayStation 4. Sin embargo, había margen tecnológico para que con un buen SoC ARM pudiese quedar cerca de la primera, debido a que esas dos consolas son a nivel de CPU menos potentes que un Intel Core i de cuarta generación.

Entiendo la situación de Nintendo y es más, elogio su intento de eliminar una línea de consola y concentrarlo todo en una superportátil que concentraría todos sus juegos. Esto haría que no tuviese que hacer dos Marios, dos Zeldas, dos Smash Bros… con una entrega de cada saga bastaría, lo que ayudaría a resucitar sagas que llevan abandonadas desde hace tiempo, como Wave Race o la AAA Metroid Prime.

De haber apostado por un buen SoC Pascal, se habría abierto la puerta a que Nintendo Switch pudiese recibir una gran cantidad de juegos last gen. Habría que caparlos, sin duda, pero los motores gráficos actuales ya vienen preparados para hacer un downgrade y facilitar la adaptación a un hardware menor. Sin embargo, el hecho de apostar por la arquitectura Maxwell hará que no sea capaz de ofrecer mucho más que Wii U.

Lo comentado en el párrafo anterior tendrá dos consecuencias. La primera, que al menos que Nintendo Switch arrase en ventas veremos cómo las thirds abandonan de nuevo a Nintendo en otoño de 2017. La compañía volverá a esgrimir el please understand del difunto Iwata, pero sinceramente, esto no tiene perdón ni comprensión alguna, y más adelante explicaré por qué. La segunda, en 2018 veremos smartphones chinos de 100€ superando en potencia a Switch, que posiblemente para entonces siga costando entre 250 y 300 euros. Vale que Nintendo apueste por una arquitectura de móvil, pero que menos que apostar por algo rompedor dentro ese mismo segmento en vez de apostar por un hardware obsoleto. Sí, Nintendo vuelve a vender hardware desfasado como de última generación, como ya hizo con Wii U.

Una consola sin target

Cuando Nintendo presentó Switch la mostró como una consola más enfocada a un público más hardcore, sin embargo, con la apuesta por Maxwell como arquitectura ya no sabría decir cual es el público objetivo (target) de la consola.

La falta de potencia de la consola la limitará bastante a la hora de poder recibir juegos hardcore de las thirds parties, por lo que de nuevo nos encontramos con el panorama de Wii U, con un producto forzado a vivir únicamente de las creaciones de su fabricante y sus desarrolladoras asociadas. Por otro lado, el público casual ya abandonó a Nintendo y la compañía ha reaccionado licenciando sus IP o bien creando juegos para las plataformas móviles, como el reciente Super Mario Run. Esta situación coloca a Nintendo Switch en terreno de nadie, en un producto sin target, y eso es muy peligroso porque las posibilidades de que tenga buenas ventas bajan en picado.

Con esas condiciones nos encontramos a una consola que no solo lo tendrá difícil para vender bien, sino que también lo tendrá muy crudo para ser un buen relevo de 3DS. La actual portátil de Nintendo está aguantando gracias sobre todo a características como el 3D y la doble pantalla, que le otorgan valor añadido frente a los smartphones. Switch perderá parte de esas características identificativas de 3DS, lo que reduce mucho más sus posibilidades de éxito, más sabiendo que será menos potente que un smartphone de gama media.

Una compañía sumida en la autocomplacencia

¿A qué viene todos estos despropósitos?, ¿por qué Nintendo es incapaz de sacar un producto decente al mercado desde hace años a nivel de sobremesa? Bueno, es evidente que la compañía vive sumida desde hace años en una autocomplacencia de la que no sale. Desde el fulgurante éxito (y prematura muerte) de Wii, Nintendo parece estar totalmente adormilada, vaga, sin ambición y sin ganas de hacer las cosas bien.

La veterana compañía de videojuegos no parece dar pie con bola, además de haber perdido el norte. Con Switch pudo haber puesto sobre la mesa un producto rompedor, pero me temo que su futura consola se quedará muy corta para el público al que aparentemente pretende dirigirse. Anteriormente he rajado de los gráficos y mantengo mi postura, pero Switch pinta que será otro producto de Nintendo con una muerte prematura y van cuatro generaciones seguidas, concretamente desde Game Cube. A día de hoy los gráficos no son relevantes, pero uno siempre tiene que procurar sacar un producto capaz de satisfacer la demanda actual, y todo a punta a que el SoC Maxwell que incorporará la consola no lo hará.

Nintendo, para esto, mejor dedícate a sacar tus grandes franquicias en PC y PlayStation

Durante buena parte de mi vida he sido un gran seguidor de Nintendo, adoro sus mejores juegos. Para mi Ocarina of Time es el mejor juego de todos los tiempos y si hiciera un Top 10 de mis videojuegos favoritos Nintendo y sus compañías asociadas arrasarían. Sin embargo, cuando vi hacia dónde iba Wii decidí bajarme del barco y desde entonces nunca volví a comprar una consola de videojuegos.

Otro punto que me preocupa es: ¿Cómo piensa Nintendo rentabilizar la enorme inversión que estará suponiendo Zelda: Breath of the Wild? Con las pobres ventas de Wii U y las más que previsibles pobres ventas de Switch, la compañía no va a poder rentabilizar esa enorme inversión. Esto forzará a la compañía a tomar dos caminos que pueden ser complementarios. Uno, dejar las consolas para siempre y dedicarse a los móviles. Dos, sacar sus grandes franquicias para PlayStation y PC. El motivo de por qué saco a Xbox es porque ya tenemos el precedente de Rare, que pasó a ser la mejor desarrolladora de videojuegos del mundo bajo Nintendo a estar por debajo de decenas de desarrolladoras indies bajo Microsoft, debido a que los juegos de Nintendo no son del gusto del usuario medio de Xbox.

Posiblemente, dentro de dos años, veamos a Nintendo anunciando su salto como third party después del previsible fracaso de Switch. En caso de hacer eso, estoy convencido que sus grandes franquicias serían muy bien recibidas por los usuarios de Steam. Juegos como un Breath of the Wild puesto al día y un remake de Orarina of Time podrían obtener grandes ventas.

Comentarios

  1. Eso dimelo cuando tu ps4 vuelva a vender ;)
    PD: cuidado con los infinitos grados kelvin.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. PD2: no te atragantes con las pipas al leerlo :3

      Eliminar
    2. Tiene gracia, porque Sony nunca me gustó, nunca he tenido una de sus consolas y actualmente soy un steamer (de SteamOS) cerrado e indiegamer.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares